Categories
Corriente

Mal decir

Maldita sea la hora en que me trajo sus benditas manos
Maldito sea el día en que sonrío y disparó mis ilusiones
Maldita costumbre la suya, hacerme cantar al apretar sus tetas
Maldito el consuelo que me dio esa noche en que lo necesitaba
Maldigo sus líneas, sus gruesos colmillos depositados en mí
Maldita la mañana en que desnudó sus brazos al sol
Maldita la falda que escondía un sinfín de sorpresas
Maldita la humeante confianza con que decía te extraño
Maldito color, maldito sabor, malditas afiladas expresiones del ayer
Maldita las vueltas que dimos apretando las visiones
Maldito el vidrio azul que encerraba nuestras borracheras
Malditos muslos brillantes, asfixiantes y grotescos
Maldita la canción que nos hace sentir que el mañana si existe
Maldita la sombra escondida tras su ansioso y ruin escote
Malditas transgresiones del propio orgullo
Malditos cuerpos felices por pertenecerse el uno al otro
Maldito aquel silencio que apareció tras el último grito
Maldito dolor que acompaño los últimos pasos hacia el final
Maldita felación envuelta en sangre y amor
Maldito el engaño de creer que nos necesitábamos
Maldito sexo sin humor, maldito sexo sin pasión

Maldita la hora en que se le ocurrió huir
Maldita la hora en que planeó liberarnos de este fango
Maldito el destino que nos volvió a unir
Maldito el festín que nos regalo la razón de vivir
Maldito yo, Maldita tú, Mal decir, solo Mal decir…

atte. el puerco solis, rey de los trovadores, y amo de las gorditas grasosas

Categories
siete

Regresando.

Pues si.

Todo por servir se acaba.

Categories
Happy-Happy Joy-Joy

Se estrena el burro.

Sólo copio y pego como lo encargado. Y dejo al maestro hablar.
Salud, amor, felicidad.
Alberto 2008.

+++++++

Cuando surgió la idea de fundar ChanchoPensante, el nombre me recordó a Rebelión en la Granja, de George Orwell, una novela donde los animales se comportan como humanos, y los humanos, peor que los animales.

Entonces pensé que este lugar se podría ver como un mundo en donde, a pesar de la animalidad, es posible comportarnos como seres humanos. Con luces y sombras, pero (sobre todo), con ganas de divertirnos a pesar de que haya quien nos quiera ver, como les sucede a los cerdos, más sucios de lo que somos.

Este sitio fue creado para darle lugar a la creatividad y a la imaginación. A veces, aparecerán cosas que no vienen al caso. Pero esa es la intención… a veces.

Ah, también otra cosa: aquí sólo hay ideas, en las que es necesario un proceso de limpieza y recreación (en todos los sentidos) antes de lograr algo que valga la pena. Como en el mundo “real”, también en el pensamiento la limpieza es agradable, aunque en el camino se nos pegue algo de mugre.

En este lugar, normalmente, el lodo (la tierra y el hollín) entran de fuera, como dijo la mamá de Mafalda. Aquí entendemos que la suciedad, la mayoría de las veces, no es voluntaria. Vivir no ensucia. Y si nos cae la mugre, agradecemos que sea nomás por fuera.

A los eventuales visitantes, primero un abrazo. Si caen por acá, bienvenidos; tampoco pregunten qué van a encontrar. Porque eso sólo se sabrá cuando la imaginación dé aquí sus frutos. Pero el proceso no tiene por qué ser limpio. Puede ser un desparramadero de tripas. Un borrador mental. Diversiones, Despistes y Debrayes. Búsquedas y Encontronazos. Todo entre ideas.

Los que lleguen a este lugar atraídos por la posibilidad de encontrar porquerías ya pueden desilusionarse desde ahora: quizás lo que les hace falta es darse un baño, pero no un baño de pureza. Cochinadas de esas que andan buscando las hay mucho mejores en otros lares.

Parafraseando a Pumba, en estas páginas sólo verán puercos decentes. No se admiten cerdos.

Pásenle, pues. La pocilga está abierta.

Ivanius 2008