Categories
Chispazos Corriente Happy-Happy Joy-Joy

Leer para (no) estar solo

Tal vez fue Hemingway, o tal vez mi abuelo el que decía que quien sabe estar solo no necesita compañía para entretenerse. Seguro hablaban de un lector; aunque los escritores intenten exprimir la soledad, el lector no necesita hacerlo, porque simplemente se acomoda en ella.

Ese interruptor que se encendió una vez ante las letras y ya no tiene apagado ayuda a enfrentar las realidades circundantes (qué bonita palabra), aunque parezca que no saco las narices de la página. Leer exige pensar, y eso, aunque poco popular, descifra el entorno a golpe de neuronas y capítulos.

El encierro de la cuarentena se parece al lector sumergido en un relato. Las amenazas del exterior son pocas pero puntuales: el tono de mensaje, el cambio del día a la noche (o viceversa) y los aguijones del hambre y la sed, que se presentan solo cuando el libro pasa por una laaaarga descripción, un “momento de hueva” del traductor, o peor aún, una errata.

Pero ninguna interrupción quiebra más los nervios del leyente que la voz de aquel, o aquella, que nos interpela: “Bueno, es que te vi leyendo y por eso dije: ahora que no estás haciendo nada…“.

Ojalá fuera invento, pero quien lo ha vivido puede confirmarlo. Por eso, la soledad del lector está (casi) siempre bien acompañada.

By Ivanius

Intérprete de sueños, devoto de las palabras, adicto a la imaginación. Lector irredento y escribidor repentino. Ciudadano y no me canso.

2 replies on “Leer para (no) estar solo”

Me gustó la etiqueta de Blogbarrio reloaded, porque sí, así es ;o) Justo hace unos días, me encontré a Marichuy allá en los trinos y estoy tentada de invitarla, a ella, al Lic. y a Máximo a volver, como en el tango. Pero bueno, más allá de eso, estoy aquí sin hacer nada, digo, leyéndote porque sí, en este mundo sólo físico (en diversas facetas) es apreciado por la sociedad y yo pienso, qué porquería, tu abuelo, digo, Hemingway, tenía razón. Sigue leyendo… por acá no hay mucho más que hacer 🙁 Por ahora, 2020

The more, the merrier, dice el adagio allende el Bravo. Y usté sabe que en eso de no hacer nada, digo, leer, más de una y de uno se pintan solos (o acompañados) en este vecindario. 2020, y más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *