Categories
Corriente El rincón insólito

Rincones Insólitos: Economía Alterna

coconut_tree_with_weird_shape_at_atlantiswikimediacommonsLiberales y Conservadores, Anárquicos y Demócratas, Creyentes y Agnósticos, Vegetarianos y Carnívoros; oposiciones, contrarios, contradictorios u optativos. No dije Comunismo y Capitalismo porque era muy predecible.

He aquí uno nuevo: los Freegans. ¿Alternativos… o extremos? Decídalo usted.

By Ivanius

Intérprete de sueños, devoto de las palabras, adicto a la imaginación. Lector irredento y escribidor repentino. Ciudadano y no me canso.

7 replies on “Rincones Insólitos: Economía Alterna”

Cuando comencé a leer el artículo me pareció un tanto extremo, pero en cuanto lo fui leyendo lo consideré alternativo, sobre todo tomando en cuenta las condiciones en las que este tipo de gente está acostumbrada a vivir.

Ir en contra de las reglas, de lo que hace el ser humano para destruirse a sí mismo está bien siempre y cuando sea uno de tus ideales y no por seguir a unos cuantos… Saludos a los snobs del mundo 🙂

No me sorprenden los freegans (aunque el concepto me escandaliza por todo lo que implica). Nosotros tenemos a los pepenadores desde muchos años antes aunque la “visión ecológica” es una novedad. Me parece extremo más que alternativo, y conste que creo en la conservación y el reciclaje. Cada quien su forma de vivir, pero lo insólito de la nota me genera más preocupación que risa… Justo hace un par de días me contaban los inicios de la dianética, y de pronto, esto me parece igual de espeluznante (espero no herir sentimientos de nadie). Besos.

Lo qe siempre he pensado es que como estas corrientes surgen, se desarrollan y mueren en los Estados Unidos, no son más que una respuesta lógica al equilibrio natural del mundo. En una sociedad enferma por el cancer del consumo, como es USA, es natural qe a alguien le salte en el alma de la conciencia el desperdicio. Pero ninguno de ellos a mis ojos deja de ser un poco esnobista, ya que está emapapado del “American way of life”, y entre otros muy loables, sus objetivos van encaminados a ser reaccioanrios, en contra del sistema, del “establishment”, pues. Yo reciclo comidas en casa, y me pesa tirar hasta una rebanada de pan con una mordida, pero de ahí a escarbar en la basura para exhibir los pecados y excesos de otros… no sé.

Algo que ilustra bien mi comentario, en cuanto a la manera de vivir de algunas personas, hay quienes lo eligen así y otros tienen la necesidad de hacerlo de esa manera.

Los llaman los “asaltatrenes” y el único pecado que tienen es vivir enfrente de los rieles por donde pasan los vagones llenos de maíz. Los meten a la cárcel por recoger de las vías el maíz que deja el tren a su paso.

Un artículo interesante y en referencia a esto que te cuento lo puedes leer en Proceso de marzo.

Lau: Desde luego, lo que llama la atención de esta manera de vivir es que sea opción; a quienes están orillados a vivir de los desperdicios no se les puede llamar ni alternativos ni extremos, sino sobrevivientes.
Lic.: Aproximadamente 25 minutos; aunque el camino fue toda una sorpresa, resultó muy corto.
Paloma: Toparse con una manera de vivir así visto desde un país con otras realidades resulta preocupante. Lo otro que dices también es una llamada de atención, y plantea una advertencia muy válida: las propias creencias determinan los caminos que podemos recorrer.
Mara: Eso; la solución es la conciencia del propio desperdicio y la decisión de remediarlo con hechos. El ejemplo es lo que arrastra.

No me identifico, ya alguien me habia mandado un link con respecto a esto, para mi, a pesar de sonar radical, mas que sobrevivientes son oportunistas, y extremistas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *