Categories
Corriente

Más aprendizaje musical

El cuento de los tres cerditos y el lobo feroz. Una memorable (aunque algo dispareja) versión en español y la “prueba” de que en el otro mundo TIENE que haber música… no necesariamente de arpa.

La versión original en inglés aquí.

AVISO PARROQUIAL

Muy pronto, en esta pocilga, un Especial de Findeaño que seguramente no se le habría ocurrido a Dickens.

By Ivanius

Intérprete de sueños, devoto de las palabras, adicto a la imaginación. Lector irredento y escribidor repentino. Ciudadano y no me canso.

7 replies on “Más aprendizaje musical”

Jeje, me encantan los tres cochinitos, se ven requete lindos vestidos de músicos.

Decía Émile Michel Cioran: “Fuera de la música, todo, incluso la soledad y el éxtasis, es mentira. Ella es justamente ambos, pero mejorados”

Abrazos musicales

Jajajajaja

te pasas

soy el mayor fan de tu blog pero no estoy seguro de que sea por las razones adecuadas

es un lugar muuy raro este, tengo que decirlo.

Siempre he sido partidario del lobo… lo siento pero tus primos me caen medio mal… lo que sí es que tocan mooooy bien.

Abrazo

Yo la neta ni me acuerdo de la versión original de los tres cochinitos jijiji

Peeeeero qué buen ritmo infernal el del lobo!! jajajaja!

Saludos!

Yeah. Declárome su fans, me uno al coro.
Pero pinches coleguitas, si el lobo no toca tan mal; un tanto “off beat” pero no mal… desafinadón pero interesante.

Marichuy: Qué puedo decir, ésta es una de mis caricaturas musicales favoritas. La cita de Cioran (a quien no he leído, por cierto) me hace pensar que le faltó una cosa: escribir sobre música también es un intento de sobrellevar (y a veces sobrepasar) la soledad y el éxtasis. Ambos, música y letras, ocasionan ese puente entre lector (u oyente) y autor, que es ocasión de gozo y diálogo. De esa forma, quien disfruta y quien crea ahuyentan eficazmente el lado oscuro de la soledad. Abrazos armónicos.

MV: Qué risa, “razones adecuadas”. Consulta el manifiesto inicial del Chanchopensante y te darás cuenta adecuadamente de la razón que originó este espacio, incluyente hasta para los partidarios de los lobos. Un abrazo.

Malquerida: Los cerditos cuidan la autenticidad del arte (el suyo, claro). Los chanchos son tres: Uno que no es uno sino el otro, el otro que es uno pero no aquel otro, y los dos que cada uno son uno pero son ambos que escriben al unísono. Acá en la pocilga el tercer chancho es el público que (Lau dixit) también aporta el lodo sabio. 😛

Jess: Yo alguna vez creí que éste era el cuento de los tres cerditos, con todo y “calefacción” musical. ¡Saludos!

PárdnerInChanch: “Desafinadón, pero interesante”. Me parece buena idea.

Este espacio, además de pocilga es la máquina del tiempo, muy a lo HG Wells… Me fascina esto de la educación musical, muy necesario porque la música es al hombre lo que el aire a las aves (chales, me ví sobrepasada por la emoción producida por la filosofía de la lectura y música, traída a cuento por Marichuy e Ivanius, ustedes disculparán). Agradezco el jazz fabuloso de los 3 cerditos y el lobo, que no feroz, sino improvisador… así, ¿quién no quiere ir al infierno? Jeje, allá nos vemos seguro… chanchibesos trompetudos con harto cariño y sin agraviar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.