Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /home/chanchopensante/chanchopensante.com/wp-content/plugins/wordpress-mobile-pack/frontend/sections/show-rel.php on line 37
Skip to content

En el camino

Se me hace que los más sucios son los que se bañan diario. Por
eso dejo la limpieza como parte de la secreta fama, como el
placer culpable de este que les habla. Porque no vine aquí para
gloriarme de la mugre sino para ser como me dé la gana. Y si eso
se llama suciedad pues ni remedio.

En otras coordenadas, aprovecho el regreso a la realidad
cotidiana para compartirles una lista de placeres fugaces, sin
orden establecido:

- Un beso inesperado

- La última página de un libro

- Dos minutos de cosquillas

- La risa cómplice después de un chiste local

- El reencuentro de amig@s después de mucho tiempo

- Descubrir, inesperadamente, el regalo perfecto entre un
montón de artículos irrelevantes

- Dormirse "de muertito" flotando en un océano turquesa

- Una anforita de ron en el momento preciso, aunque no seas
John Silver

- Despertar riendo a carcajadas

- En la mirada, el horizonte; en la mente, un verso; a la mano,
una musa; en la mesa, una copa de vino y el papel para hacer
inmortales los recuerdos.

¡Seguimos adelante!

7 thoughts on “En el camino

  1. El Puerco Solís

    a ver carnales aqui les van algunos placeres desos que dicen son fugaces de moi:
    -ver a una chica de frente, esperar a que pasé, voltear en chinga a ver algo más de su lindura, descubrir que te cachó y voltió a ver tu cara, y más chido aún si lleva puesta una sonrisa maliciosa. uffff!!
    -morder un negrito y descubrir el chocolate líquido en el interior
    -el momento en que una reyna pasa su mano por la panza-pecho de acá su padrino en una vuelta al compas de una cumbia salvajeee!!!
    -el momento de soltar una postal en el correo, cuando uno sabe questa chingona y la que la reciba se le enchinará el cuero y
    bueno son de los que miacordé a bote pronto, ai si recuerdo alguno se los confió.
    su padrino que tanto los ama, el puerco solís.

    Reply
  2. Alberto

    O levantarse temprano y ser el primero en la fila de la barbacoa en domingo.
    O llegar a tiempo a las citas habiendo salido sólo quince minutos antes de la hora, claro, en domingo temprano.
    O simplemente pasear después de la media noche por las calles desiertas.
    Eso y un taco de maciza con cuero.

    Reply
  3. ALF

    En efecto mi estimado Iván... la suciedad es la víctima fácil de nuestra eterna negación a querernos y entendernos como somos, de no ser así, por que aunque nos bañemos lavamos la toalla con la que nos secamos. No se supone que ya estábamos limpios? A mi se me hace que lo único que buscamos es acabar con cualquier rastro de nuestra existencia diaria de la misma forma que lo hacemos en ese conjunto llamado humanidad.

    Si no hay imágenes mas placenteras que apreciar un bosque abrazado por musgo apuntando al norte... por que nos esforzamos en remover el musgo que se nos forma a diario y tan solo queda como testigo fiel de la faena hecha?

    Reply
  4. Alberto

    Bueno, pues a mí me pareció como que estaba usté hablando del Monte Venus compadre.
    Pero bueno, tal vez sea sólo mi interpretación.

    Reply
  5. Pingback: Breve historia en placeres fugaces | ChanchoPensante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.