Categories
Borrones Chispazos Fotos

Saborr.

Las siguientes son algunas de las razones por las que jamás me iría de México a vivir a otro país:

  1. La gente.
  2. El clima (aunque en días como hoy…).
  3. El desorden ordenado en el que se vive.
  4. La comida.

¿Cómo entender la hora de la comida sin chile, cebolla, y limón?

Si, cómo no.
El fua grá: delicioso, sublime.
Las ostras Rockefeller: uf.
Pato laqueado: yes plis.

Pero a ver, ¿cuántos domingos sin barbacoa o carnitas aguanta el alma? ¿cuántos días puede uno estar sin tamales de verde o rajas? ¿sin sopes y huaraches?

No. No voy a ningún lado.

By Alberto

Nací a los treinta y tres años, el día de la muerte de Cristo; nací en el Equinoccio, bajo las hortensias y los aeroplanos del calor.
Tenía yo un profundo mirar de pichón, de túnel y de automóvil sentimental. Lanzaba suspiros de acróbata.

Claro, es de Huidibro.

6 replies on “Saborr.”

Yo lo ùnico que extraño, y eso de vez en cuando, es la comida. Pero tengo mis razones;

La gente: La mìa, la que aprecio y quiero, viene a visitarme, de acuerdo, no diario, pero si muy seguido… Y también me he hecho de muchos amigos, aquì en Parìs, en Nueva York, en Italia, algùn eslabòn perdido en Singapore… pero eso de que la gente en México es especialmente amable, abierta y amistosa es una leyenda…

El clima: He aprendido a vivir con el frìo, he aprendido a vestirlo de cashmere, de lana y seda… Y luego esta esa historia de los ciclos. La nieve, la lluvia, los primeros rayos de sol en la primavera y luego esos veranos soelados, seguidos por los colores del otoño… No, no lo cambiarìa por nada…

El desorden ordenado: Ese lo llevo conmigo a donde voy.

La comida: No niego extrañar de vez en cuando algunos platos mexicanos… pero por lo general siempre encuentro un lugar donde los hacen, gente de allà, de México, y aun si no saben igual, engañan a la memoria. Pero mi paladar no es chauvinista y disfruto igual una orden de tacos que un buen coque au vin, el foie gras, el pot au feu, una lasagna bien hecha o una langosta acompañada de macedoine. Es estùpido creer que todo lo que hay en el mundo es tortilla, chile y frijoles. Eso es cosa de educaciòn!

Y asi diciendo, me acerco del griego que me prepara mi kebab, le pago mi orden y me siento en la fuente de St. Michel a comerla mientras veo a los turistas maravillarse y decir a que punto es bello Parìs… Y si, es bello, pero uno que vive aquì no parece darse cuenta, no lo goza, lo sufrimos mas que vivir en él…

Pero a pesar de todo, Parìs serà siempre Parìs…

Y para colmo, ahora que mi musa se ha declarado en huelga, tomo mi comentario, lo desarrollo y lo cuelgo en mi blog hoy mismo!

tendré que venir a verte, porque nomas de pelear contigo me llegan las letras como una trompada en un pleito de placeras…

Estoy listo para que empecemos el intercambio de ideas en posts. ¡Ay! ¡chingao! es emocionante colgarse de los posts de otros para hacer de mosca y amasar algo conjunto. Yes, yes, yes!!! me avisas plis.

Porque pienso contestaarte ¿eh?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *