Skip to content

si algunavez sentiste este calor
si alguna vez quisiste sonreirme
si alguna vez pusiste tres en lugar de dos
si alguna vez pagaste por una mirada
si alguna vez te fuiste sin voltear la cara...

y no hacia falta esa mueca, no una vez más
no junto ami, no junto ati, no con aquella sonrisa
no aquella tristeza, no regresar a la ausencia
no hacia falta que vinieras, ya ni cabiamos...

resulta que tú no tuviste la culpa, resulta que tú nunca husite
resulta que tú nunca nos guiaste, resulta que tú no nos viste...

adviertes que solo fue un sueño, aquel que ilusionaba con tus cabellos,

no entiendes que ni siquiera abriste la ventana, que ni siquiera me viste la cara

y despierto cada mañana junto a ti, ausente y sin ganas,
quitarse esta ausencia de mi, de nosotros, de aquella mañana
de aquella confianza...

y hoy son los noventas, y seguimos sin el desliz de esa nota aguda y
solitaria y solo entrecerramos los ojos para ver si no estamos tan lejos

5

El divertido artículo de Alberto sobre lo que es un blog me anima a sacar la nariz de la pocilga para opinar al respecto.

Hay blogueros que se toman muy en serio su espacio gracias a Adsense (no me pregunten qué es eso) y otras herramientas técnicas, que les dan, según esto, dinero u otros beneficios. Por eso sólo hacen "intercambio de enlaces" con otros blogs que tienen características que les convengan (por ejemplo tema y popularidad, que en lenguaje bloguero se conocen como "Contenido" y PageRank).

Esto significa, hablando en chancho: "no te pongo en mi lista porque no eres de los míos". De que los hay, los hay. Y qué bueno: en Internet, el blog de cada quien es su casa, faltaba más.

Otros blogueros, en uso de su soberana libertad, ponen en "su lista" las curiosidades o descubrimientos gratos o ingratos de su vagancia internáutica. En estos casos, los enlaces se ponen por antojo o criterio personal, no por obligación, aunque pueda parecer a veces una competencia de... elogios, como bien dijo Mr. Wolf.

El Alberto es precisamente de estos últimos. Es más, creo que pocos de los blogueros enlazados en su "lista" han puesto una liga recíproca, eso cuando han querido darse por enterados.

Pero en esta pocilga eso no importa; aquí no hay enlaces pagados. Ni le invitamos a visitarlos al que no quiera. Allí estarán, eso sí. Pero luego no vengan a decir que no les caen bien, porque a mí qué. Con todo respeto.

Total, hay vida fuera de la Internet... ¿o no?

Actualización: Para mayor evidencia de lo aquí dicho, vean nomás los comentarios a este mismo artículo.

Señoras y señores:

Si quieren saber qué fue lo que pasó con esta su pocilga de confianza, pínchenle aquí y no desesperen; los comentarios los reviviremos asunas.

Vamos por todas las cuirias.

Bueno, si no gusta usté de picarle a ligas "escondidas", dele aquí:

http://www.chanchopensante.com/?page_id=4

Listo.

Dudas o lo que sea, no dejen de comentar.

2

Ya para cerrar esta semana, o empezar la que empieza, pongo una teoría más de lo que en mi opinión son los blogs.
Dejo a Mr. Wolf decir lo suyo y vuelvo al punto:

Dado que por lo general, uno llega a un blog de rebote, la pimera mirada es exploratoria. En unas cuantas ojeadas es posible saber si el dueño del espacio 'es compatible' con los gustos propios y sobre todo, si lo que escribe hace un clic al menos.Empieza el jueguito:
Un comentario desos 'tu tombs op' por acá, una revelación personal por allá y vualá; se inaugura el chupadero.
Y de ahí pal real.

Obvio, como en todo, hay niveles.
He seguido casos que por una listada en el 'blogrol' podrían sobajarse hasta
la ignominia: "Ay, qué guapo, simpático agradable y buena onda eres" "estoy 100% de acuerdo contiiigo..." "una vez me pasó igual"... "hiciste que me acordara de..." "que tengas un lindo inicio de semana, gusto verte por acá comentando"

Todo sea por el reiting, o el egobú, según sea el caso.
Y a fin de cuentas ¿qué?

Viva mi blogról.
Todos están ahí porque al menos alguna vez me arrancaron una sonrisa o sentí que valió la pena leer esos cinco minutos.
"Pásele marchante, que mis links, son la pura calidá".

Mierda. Terminó en chupada.
¿Ven lo que decía?

1

“A veces, durante nuestro agitado viaje en la vida, encontramos
pequeños oasis de felicidad casi perfecta, engarzados como
joyas en la espinosa aridez del tiempo. Algunas veces se trata de
horas de satisfacción meramente animal. En otros casos, estas
horas se engalanan con las aguas cristalinas que brotan del
espíritu, como ocurre en esas raras ocasiones en que una mano
poderosa parece descorrer el velo de lo material, y entonces
sentimos la reconfortante presencia de Dios con nosotros y en
nosotros, que guía nuestros pasos hacia el fin inefable que es Él.
Empero, muy rara vez se unen todos éstos, la satisfacción física y
el amor divino y humano, en uno solo, como el cuerpo y el alma,
haciéndonos exclamar: Ahora sé lo que es el gozo”.
H.R. Haggard, Marie (p. 137, Project Gutenberg. Traducción libre)

Pues sí.

Ser diferente, pensar diferente, ser original, yada yada yada, pura mamarrachada.
Antes de empezar a escribir esto, en mi mente sonaba: "Pues sí, queridos lectores (manque non-existant) hoy inauguramos en esta pocilga, la sección de fotos".

Y como del plato a la boca se cae la sopa, más si es de letras y te la pasas escribiendo cosas en la orillita del plato o tratando de formar palabras en espiral, construir un sonetito o calavera al mero centro del plato, o 'mensajes de texto' con el comensal de
al lado, o una amenaza ulterior al lava-loza del restaurante, y qué decir de los lamentos por la falta de letras expresamente hechas como la J y la W como ocurrió en mi último plato...

Se inaugura la sección de fotos.
Fin.

Seguro habrá quien las tome más chidas, o esté mejor ubicado sea en interné o la calle al momento del disparo.
De cualquier forma, es un pretexto y el truco más barato que hay para 'mantener al día' el blog propio, o extraño; a saber.

Ce estrena el burro, pues.

Salon Varny

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.