Skip to content

9

An-da-ba de pa-rran-da.

¡UH!

Pues sí mis queridos hermanos marranos, vecinos, contertulios, allegados y semi-allegados lectores de estas letras.
Queridos todos; eso que ni qué.

Después de meterle duro a la caminada, la sonreída fácil, la libación desde temprano, y sobre todo, después de conservar aquella buena costumbre de buscar ser feliz a toda costa -aunque las circunstancias se empeñen en provocar lo contrario-...

He vuelto.

Con ánimos renovados y -neta- otra cara les digo:

  • Carnal marrano, alias Ivanius: Gracias por sacar la cara por este famoso espacio en estas semanas de mi ausencia y cuente usté con empeño de mi parte para estar a su estratosférica altura al escribir. Bueno, al menos el empeño.
  • Pika: Como dijera el Hutchens "we're still alive on the back".
  • Diana: Que ya me he enterado que su espacio cumple tres años justo hoy, pero que también hace como tres semanas que se le acumulan las telarañas. Seguro está usté bien. Suerte y un saludo marrano con todo respeto para usté y su palmípedo novio -referencia igualmente respetuosa-.
  • Señorita Escritora: (así con mayúscula) Todavía traigo harto pegado el último post que leí de su mercé. Desde ése día me he dado a la tarea de anotar mis sueños, o de al menos meterles una marquita mental para no dejar que se vayan. Y hablando de teleidentificación paragnoscitiva -"¿será que se dice así?" "psss no sé. Así déjalo" "Ah, okei, ta güeno" "Gracias wé" "Sí, de nada"- salud.
  • Estimado Laurens: Gracias por ser metódico y precavido. Como cuando de chamaco tenía mi "dudú" pa caminar y dormirme, su referencia es ley para ver cómo se escapa el año entre nuestros dedos.
  • Lalo: Igual que el caso anterior, pero con las tripas por delante. Siempre sentido y hartamente identificable -o sea que me identifico contigo. Capisce?-
  • Mi infalible Lic.: Ténquiu véri móch por seguir por ahí dándole duro al PR y al güebcróling. Lo esperamos por acá en su pocilga de confianza.
  • Clau: Qué bonito es experimentar casi como al espejo el despertar a la vida. Verá usté que es fabuloso un día abrir los ojos y darse cuenta de que toda esa cochinada, ese sufrir y las hilachas, quedan atrás como cuando la serpiente deja la piel y sigue el camino.
  • Y lást bot nót líst, Mi Puerco Solís: ¿Dónde andas carnal? ce te hestraña. Digo, deveras.

A huevo, deveras parece lista de agradecimiento del Grammy. Pero es la neta.
Les invito cordialmente a seguir dándose sus pasadas por acá y ¿cómo era?

Ah, si. Muchos tacos de carnitas para todos.

que no le digan que no le cuenten...

6

EL momento

El techo de la carpa blanca con candelabros soltaba tremendos gotones de condensación.
Un grupo de exóticas bailaba encima de los pedestales a modo, colocados por la marca de refresco con vitaminas que ayudó a hacer posible ese sueño.
Yo me volteaba a ver las manos, para asegurarme que no estaba soñando. Y mejor; que nunca lo iba a olvidar.

David Morales en los controles.

Alegría incontrolable.

Desbocada. Sudorosa. Salada,
de mar
de gente. Recuerdo el dolor de mejillas al amanecer.
Playa Tres Vidas. Te amo.

Esa es la foto del que tengo catalogado como "uno de los mejores días -bueno, madrugadas- de mi vida". La sesión en la "carpa house" de David Morales en el Aca Fest 2000.
Así como cuando Martín Santomé tenía entre sus brazos a Avellaneda y se dio cuenta que era feliz y que "eso" jamás se repetiría -¡uta! qué amargado- que de ahí más bien era todo cuesta abajo, "hasta alcanzar el siguiente pico"... creí que el instante no se repetiría.

Pero nada más para demostrar que dios sí existe, y que Santomé y todos los amarguéitors del mundo están equivocados, porque la felicidad -así como el orgasmo, el éxito y otras mamarrchadas- es de quien la trabaja...

Ahí estuve.

Domingo 18 de mayo paraje sepadiosdelachingada ahí por Toluca: Underworld en vivo.
No puedo decir mucho.
Sólo que volví a llorar como un niño, que brinqué hasta que sentí mis coronarias explotar, que me ilusioné, que me gustó a rabiar. Que fui un trapo en sus manos y que grité como las quinceañeras gritaron con Menudo en el Azteca.

Que sentí deseos de encuerarme aun con la lluvia, el frío, y la mota de ahí junto.
Que deveras todo desapareció a mi alrededor como en un sueño de amor.
Que abracé al mundo y todo su contenido.
Que me hinché como sapo cuando supe que había estado ahí.

Yo creo que fue la disposición después de ver a Moby.
Verle la jeta "tan cerquitas". Sentir su furia y desesperación.

Antes y después.
Claro que no se puede vivir así como una moto todos los días. Pero esas cosas dejan un sabor en el alma que dura meses y meses; y años.
Y sigue ahí cuando se le necesita.

Fán, fán, FÁN PUTA MADRE. Bueno, después le sigo.
Lo más chido es que el Castor llevó su cámara HD y no perdió detalle del gig.
Vamos a sacar una edición conmemorativa del magno evento.
Cuando esté, les platico.

5

Sólo copio y pego como lo encargado. Y dejo al maestro hablar.
Salud, amor, felicidad.
Alberto 2008.

+++++++

Cuando surgió la idea de fundar ChanchoPensante, el nombre me recordó a Rebelión en la Granja, de George Orwell, una novela donde los animales se comportan como humanos, y los humanos, peor que los animales.

Entonces pensé que este lugar se podría ver como un mundo en donde, a pesar de la animalidad, es posible comportarnos como seres humanos. Con luces y sombras, pero (sobre todo), con ganas de divertirnos a pesar de que haya quien nos quiera ver, como les sucede a los cerdos, más sucios de lo que somos.

Este sitio fue creado para darle lugar a la creatividad y a la imaginación. A veces, aparecerán cosas que no vienen al caso. Pero esa es la intención... a veces.

Ah, también otra cosa: aquí sólo hay ideas, en las que es necesario un proceso de limpieza y recreación (en todos los sentidos) antes de lograr algo que valga la pena. Como en el mundo "real", también en el pensamiento la limpieza es agradable, aunque en el camino se nos pegue algo de mugre.

En este lugar, normalmente, el lodo (la tierra y el hollín) entran de fuera, como dijo la mamá de Mafalda. Aquí entendemos que la suciedad, la mayoría de las veces, no es voluntaria. Vivir no ensucia. Y si nos cae la mugre, agradecemos que sea nomás por fuera.

A los eventuales visitantes, primero un abrazo. Si caen por acá, bienvenidos; tampoco pregunten qué van a encontrar. Porque eso sólo se sabrá cuando la imaginación dé aquí sus frutos. Pero el proceso no tiene por qué ser limpio. Puede ser un desparramadero de tripas. Un borrador mental. Diversiones, Despistes y Debrayes. Búsquedas y Encontronazos. Todo entre ideas.

Los que lleguen a este lugar atraídos por la posibilidad de encontrar porquerías ya pueden desilusionarse desde ahora: quizás lo que les hace falta es darse un baño, pero no un baño de pureza. Cochinadas de esas que andan buscando las hay mucho mejores en otros lares.

Parafraseando a Pumba, en estas páginas sólo verán puercos decentes. No se admiten cerdos.

Pásenle, pues. La pocilga está abierta.

Ivanius 2008

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.