Sin ojos no hay paraíso (I)

Los privilegios (y coincidencias) de la vista parecían no tener límites, hasta que llegó el cansancio.

Mi oftalmólogo de cabecera me dijo: "para la cantidad de páginas que has leído en tu vida, ya te habías tardado". Y es que, con todo y ojo biónico, tiene razón.eye_farm_nevittdillmengnuwikimediacommons2

Este ejercicio de leer todo el tiempo que a mí me resulta inevitable, parece ser más raro de lo que suponía. Sin embargo, me preguntaba por qué se les cansa la vista a aquellos que casi no leen. Habrá quien responda que las letras no son lo único que bien vale unos lentes, y por supuesto tienen razón. Pero insisto porque entre mis amigos y familia, la "vista cansada" sólo sale a relucir cuando se trata de leer: parece que nadie echa mano de las gafas para contemplar otra cosa que no sean letras.

Lo que me quitó el "amoscamiento" hacia quienes despotrican sobre los lectores empedernidos y usan gafas para leer (con todo y el probable autogol) fue, como siempre, una niña que me dijo: "para ver una sonrisa no necesitas lentes". Verdad purísima. (continuará)

5 thoughts on “Sin ojos no hay paraíso (I)

  1. Diana

    Ay.

    Hay tanto que hablar a este respecto: los ojos biónicos, el fantasma de la ceguera, el ojo de huevo —concepto de reciente introducción, muy interesante—, la lectura en voz alta, el cansancio.

    Un día, si logramos encontrarnos entre las penumbras —o si nuestros perritos lazarillos se reconocen—, platicaremos largo y tendido.

    Reply
  2. Soni

    Que bonito titulo!!!!! Aaaww!..
    No me imagino mi existir sin ese sentido que le da sentido a mi vida (valgame la rebusnancia XD), pero no me parece justo que tenga semejante desgaste en comparacion de los otros.. Bueno el oido le hace buena competencia...

    Habria que considerar aprender el sistema baille, no? Y no por miedo a perder al 100 la vista, pero como alternativa.

    Besooooo!

    Reply
  3. Pelusa

    Pues hay quien dice que para los mayores placeres, mejor dejar los ojos cerrados. ¿O no es eso lo que hacemos instintivamente al probar un helado? 🙂
    Ese tema de la vista cansada lo conocemos, sí, lo padecemos... y seguimos obstinándonos en no usar gafas. A ver si con tu serie cambiamos de opinión.
    Besos!

    Reply
  4. Ivanius

    Dianita: Siempre hay vía para las palabras. Porque es cierto, el tránsito en otras vialidades -congestionadas casi siempre- no favorece a casi nadie. Pero esto, dicen los sabios, tambièn pasará.

    --

    MV: Gracias al mapa, nunca estará lejos una óptica de confianza. Dicen.

    --

    FotoMadrina: Sería muy grave el sinsentido, desde luego, especialmente para quienes saben usarlo (y más) a través de la lente. Habrá que poner a entrenar los otros sentidos, como dices. Besos.

    --

    Pelusa: Estornudar también es un placer. Por supuesto te referías a eso. 🙂 Yo sólo pinto (es un decir) lo que veo (es otro decir). ¡Besos!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *