Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /home/chanchopensante/chanchopensante.com/wp-content/plugins/wordpress-mobile-pack/frontend/sections/show-rel.php on line 37
Skip to content

Orwelliana

"Cuando leemos algún texto impregnado de fuerza personal, nos parece atisbar un rostro tras las letras que no es necesariamente la verdadera faz del escritor. Así me sucede con Swift, con Defoe, con Fielding, Stendhal, Thackeray y Flaubert, aunque en algunos casos no sé cómo eran sus caras y tampoco me hace falta. Lo que el lector ve es el rostro que el escritor debería tener. Bueno, en el caso de Dickens veo un rostro que no es precisamente el de las fotografías de Dickens, aunque se le parece. Es la faz de un hombre cuarentón, rubicundo y con una pequeña barba. Ríe, y su risa tiene un toque de furia, pero sin malicia ni revanchismo. Es el rostro de un hombre que siempre está luchando, pero abiertamente y sin temor: un hombre de generosa furia, es decir, un liberal decimonónico, una inteligencia libre, alguien detestado al unísono por todas las pequeñas ortodoxias apestosas que hoy en día pelean por nuestras almas". George Orwell, sobre Charles Dickens (1939) --Traducción libre.

10 thoughts on “Orwelliana

  1. jess

    "una inteligencia libre"....

    Qué pocas personas son merecedoras de dicha descripción.

    btw... es tu súper cumple-cumple!?!?!?!? y no avisaste?!?!?! eso es no querer compartir el pastel, juuuuum!
    .... estoy muy sentida jovencito.... jum!!

    Pero con todo y todo..... Felicidades!!!! Pasala increíble!! y que vengan más, muchos más!

    Abrazo!

    de fondo sonando "queremos pastel, pastel, pastel" XD

    Reply
  2. Pherro

    Pues sí, mi buen Maestro:
    ¡¡Muchas Felicidades!!

    Cuando leo un texto con esas características, imagino no un rostro, si no a una persona tenaz, singular, un solitario en muchos sentidos, libre de sus propias ataduras, un emprendedor, alguien que ha sido puesto equívocadamente en este mundo, pues es de los sordos y ciegos, pero él no puede luchar contra su naturaleza, vive y muere siendo él.
    Cuando esto sucede, por supuesto, pasa a ser un gran baluarte de la humanidad, ni mas ni menos.
    Saludos, te leo.

    Reply
  3. MauVenom

    Reverencia ante Mr. Orwell quien destrozó mi último pedazo de ingenuidad y con eso me dio cierta libertad.

    Y del señor Dickes, ya sabes (si recuerdas) como lo admiro... me enseñó a hablar con la jungla... entre dos o tres cosas más.

    Reply
  4. Ivanius

    Malquerida: Ya vi la lista de tus compras, que seguramente disfrutarás al mejor estilo de un buen lector: como si hubieran sido escritos para ti. Gracias por la felicitación. Un abrazo.

    ---

    Jess: Menos aún son las personas que, siendo inteligentes, deciden ser libres. Muchas gracias... el pastel estuvo muy bueno, y habrá más. XD
    ---

    Don Pherro: Así mismo era el buen Orwell, tal como dices. Gracias, nos leemos.

    ---

    Eduardo: Gracias, así lo haré.

    ---

    MV: Orwell destruye cosas... pero con los pedazos arma sólidos cimientos. Y Dickens (aparte de Kipling) ayudan a mirar hacia arriba y lejos.

    Reply
  5. marichuy

    Me gusta y casi asombra (no por falta de inteligencia o sensibilidad, sino por cuestión de estilos), la forma en que Orwelll ve a Dickens. Muy interesante.

    Abrazos de tarde (o más bien, retardados)

    Reply
  6. Gabrielle Dupré

    Guauuuua! este blog es totalmente pensante! Lastima que ni me enteré del remae de libros! Bueno! Ni lana tenía, en fin, será para la proxima feria de libros.

    Dime algo... fuiste a este remate? , que tal estuvo?.

    Ahora me dedico al post, a este post: que chistos eres, a mi me importa un pepino ver que cara tienen los autores, sino se las he conocido, mejor.... Dickens que chistoso, cada navidad lo vuelvo a leer y le doy un significado distinto.

    Saludos!

    Reply
  7. Ivanius

    Marichuy: Esa es otra democracia gustosa, la de poder leer y aprender de quienes no escriben como uno. Abrazos releídos.

    ---

    Gabrielle Dupré: En cuanto al remate, algunos libros insistieron en quedarse conmigo, y no tuve fuerzas para desanimarlos. Lo de ver o no las caras de los autores... creo que coincido con Orwell. En cuanto a Dickens (y otros), es cierto: cada lectura de un buen libro alimenta de diferentes maneras. Bienvenida.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.