Categories
Corriente

Empatías

Ante las tristes noticias recibidas sobre Fukushima, los monjes se acercaron al viejo maestro en busca de palabras de consuelo y esperanza. Lou-Sin les invitó a cerrar los ojos y meditar ante el fuego ceremonial del patio.

Mientras tanto, llegaron al monasterio algunos grupos que hacían campismo en el bosque vecino, y al ver a los monjes decidieron imitarlos. Pronto, el patio entero estuvo repleto de gente.

Entonces uno de los discípulos preguntó: Maestro, ¿qué hacer cuando suceden estas catástrofes?

Entonces Lou-Sin señaló con gesto amable a la multitud y dijo: Quienes extienden la mano para actuar siempre encontrarán otras manos que les acompañen.

By Ivanius

Intérprete de sueños, devoto de las palabras, adicto a la imaginación. Lector irredento y escribidor repentino. Ciudadano y no me canso.

5 replies on “Empatías”

como cada quien busca el consuelo donde se tiene mas fe.
es de esas cosas que no se deberia perder ni el momento mas obscuro.
me escucho?…
besos

FotoMadrina: Así logramos que no sólo responda el eco. Besos.

Malquerida: Moverse es vivir, dicen; observar, sólo para tomar apuntes.

Paloma: A veces un susurro basta para hacerse oír. 2011, siempre.

Mr. 7w7 neé piKa: Extra hands are always welcome, dear pal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *