Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /home/chanchopensante/chanchopensante.com/wp-content/plugins/wordpress-mobile-pack/frontend/sections/show-rel.php on line 37
Skip to content

Duendes

A media conversación creí sentir que alguien nos observaba, pero desde mi lugar sólo pude captar un borrón de movimiento.

duendes_de_papel_publicdomain_wikimediacommonsLuego descubrí que se habían escondido en la coladera, junto a la silla que me negaba a mover para no poner a prueba su firmeza. No dije nada, porque aunque mis amigos están habituados a mi locura, hago cuanto puedo para no subrayarla, o al menos lo intento.

Poco tiempo antes había terminado un libro de Cortázar, el primero que (finalmente) me animé a leer. Debe ser mi imaginación, dije. Así que pedí calma y otra copa de vino. Al levantarme, puse una pata de la silla sobre la tapa de la coladera, sólo como precaución. De pronto, por un instante sentí mareo, como si súbitamente fuera una pulgada más alto.

Los duendes querían ser parte de la fiesta. Además, algo saben de magia... tal vez el cielo sea más azul, o la comida más sabrosa, o la compañía más grata, o las travesuras más divertidas entre los humanos que en los túneles donde merodean los duendes.

Lo cierto es que, a partir de entonces, cuando empiezo a sentirme aburrido, o cansado, o harto... algo me hace voltear hacia la coladera más cercana, y todo cambia.

Una vez liberados, los duendes aprenden a contagiar la magia. Por eso estoy seguro de que la próxima vez lograré mirarlos a los ojos. No quiero ser un delator: simplemente espero devolverles la sonrisa.

15 thoughts on “Duendes

  1. La MaLquEridA

    Los duendes existen?
    Nunca he visto a uno.

    Bueno,una vez,cuando me estaba durmiendo y mi familia estaba conmigo,entonces me estaba venciendo el sueño y de pronto vi unas bolas negras como de estambre que estaban corriendo al rededor de mi cuarto,tenían unos ojillos y unas patitas muy cortas,entonces empecé a gritar y todos se empezaron a reir de mi,porque tenía una pesadilla.

    Y eso que no cene quesadillas.

    Hola Ivanius.

    Reply
  2. GA

    Ehhhhh!
    Cortázar!
    Ehhhhh!
    Justo hace unos quince minutos, mientras escribía (estoy sola en casa) escuché que alguien gritó ¡Ga! me asomé suponiendo que serían mis compañeros que habían perdido la llave pero no había nadie.
    Tal vez también los duendes se pasean por aquí (o será que tampoco puedo disimular muy bien).

    Reply
  3. Paloma

    ¡Menuda combinación! (duendes-vino-Cortázar) Celebro su ánimo explosivo y coincido, tiene que mirarles a la cara y sonreirles... son buenos chicos, a fin de cuentas. ¡Salud y besos!

    Reply
  4. Pelusa

    ¡Ay, querido Chancho! ¡Los duendes son mis amores pendientes! Nunca me he atrevido a escribir sobre ellos porque después de Tolkien (a quien admiro profundamente) me parecía que ya no había mucho mas que decir...
    ¡Claro que existen! ¡Y claro que viven cerca! Y claro que... bueno ya lo has dicho casi todo, jeje.
    ¡Besos! (Ahora fuiste tú quien se asomo a mi cuartito interior)
    Por cierto, ¿Cortázar / duendes? Dime qué leíste, por fa...

    Reply
  5. Ivanius

    Malquerida: Los duendes sí existen, al menos estos sí. Pero quizás no es muy conveniente hablar de ellos porque suelen hacernos quedar como locos, por ejemplo, cuando intentamos balar al revés las escaleras eléctricas. Yo quiero cenar quesadillas, aunque luego tenga que escribir mis sueños. Abrazo.
    NTQVCA: No dan miedo, nomás son traviesos. Cort´zar no se enoja, lo sé; pero no está de más ser educado.
    GA: Hace rato vi a Felipe con un tenedor en la cabeza hablando de que la telepatía sí funciona. ¿Habrá sido eso?
    Paloma: Pero sólo se portan bien si los invitan a la fiesta...
    Pelusa: Usté anímese. Podrán haber escrito mucho y muy bien, pero no han escrito como tú lo harías. En cuanto al libro... después.

    Reply
  6. MauVenom

    Hey Iván que texto tan

    tan

    no sé... necesitaba hoy leer algo así

    que me recordara que debo darle oportunidad a cosas diferentes de que intervengan en mi vida y me hagan más ligero todo

    me super gustó

    los he de buscar para que me transmitan eso que te dan cuando estás harto

    y prometo devolverles la sonrisa

    Reply
  7. Mara Jiménez

    Seeee, una vez que te acostumbras a vivir con ellos, son divertidos. Si no se cree, preguntarle a Cortazar. LO que quizas es peligrosos mirarlos demasiado, pueden ejercer su poder de mímesis sobre ti. Si no se cree, preguntarle a Cortazar. LOs míos son discretos y al menos ya no me hablan en público, fuera a pensar la gente que yo estoy loca. Si no se cree, preguntarle al que vive conmigo.

    Reply
  8. Ivanius

    MV: ¡Buena caza! Los duendes son imprevisibles, pero les cae bien la espontaneidad de lo nuevo.
    Mara: Lo que no creo es que la locura sea tan dócil. Pero los duendes saben hablar hasta en off...

    Reply
  9. Alejandra

    Un Micro cuento Iván, que te jala y te hace buscar la coladera más cercana. Yo también les sonreiría. Me gustó mucho.

    Reply
  10. licCARPILAGO

    bueno siempre he asociado al duende con la chispa de la inspiración. No a las musas; en una parabola sería como un encendedor de de esos que no saben fallar, el duende sería la chispa y la musa la flama.

    Pero a mi me inspiran las sirenas. Regresé anoche de la Perla del Pacífico y ví tantísimas sirenas que vengo realmente inspirado, (a todas les sonreí, aunque no tuve la misma suerte, jejeje)

    Lo malo es que ahora me falta el duende.

    Reply
  11. Tessy

    A lo mejor no es que todo sea más sabroso, divertido o grato entre los humanos, sino una sana preocupación -por parte de los duendes- porque nosotros tengamos una poca de la dicha que ellos tienen. Aunque sospecho que les gusta ser discretos porque tampoco se trata de violentar, ya bastante alboroto causa la locura de la que se nos culpa a los que convivimos con ellos 😉

    Reply
  12. Soni

    Que interesante.. hablar de su existencia o no creo finalmente es secundario. La "vibra" que te proyectan las cosas es con lo que te quedas y segun sea el caso lo conservas o lo tiras, no?.
    Estare atenta a regalar la sonrisa si se me aparece uno, ojala que me toquen los amigables, porque si les da por lo salvaje y ven que pelo el diente pensando que quiero atacar... ya te dire!.

    ;0D

    Un Beso!

    Reply
  13. Ivanius

    Ale: ¡A mí también! 🙂
    Lic: Si el duende es la chispa, / y la musa la flama, /peligras si te inspiras / cuando estás en la c...ocina con las sirenas./
    Tessy: Mujer inteligente y conocedora.
    Soni: No creo que los duendes te ataquen. Excepto cuando tienes gomitas; la combinación de colores, grenetina y azúcar es irresistible. Para los duendes. También.
    Un abrazo, y gracias por pasar.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.